Facebook
Twitter
Instagram
Youtube

Blog

Image

Principales errores en corredores principiantes

Nov 05, 2016

Resulta tentador que con el buen tiempo nos animemos a practicar algún deporte. Poco a poco vamos consiguiendo resultados, mejorando nuestra condición física y pensamos que estamos preparados para nuestra primera carrera de la temporada. Es en estos casos, cuando hay que escuchar a nuestro cuerpo y recordar que hay que entrenar de forma inteligente y trabajar duro, sin olvidar nunca que debemos comer de la manera adecuada para evitar posibles lesiones y obtener los resultados que estábamos buscando. Por ello, en este post, vamos a destacar algunos errores que cometemos los deportistas amateurs con respecto a la nutrición:

1. Nuestra dieta debe formar parte de nuestro entrenamiento. Al igual que no es lo mismo entrenar para una carrera de 10K o 21K, también debemos comer de diferente manera según sean nuestros entrenamientos y nuestra forma física. No es lo mismo planificar nuestra dieta si estamos empezando a correr para perder peso o si queremos bajar nuestro tiempo porque somos corredores más expertos.

2. Primero debemos centrarnos en lo que comemos a lo largo de nuestro día, ser conscientes de cómo nos alimentamos. Más adelante cuando tengamos una alimentación mucho más ordenada y correcta podemos ir más allá e ir afinando en lo que comemos antes, durante y después de los entrenamientos.

3. Centrarnos en la calidad de nuestra dieta. Nuestra base de la alimentación debería ser a través de alimentos cuanto menos procesados mucho mejor. Alimentos tales como: verduras, frutas, grasas de origen saludable, frutos secos, semillas… son productos de mayor calidad nutricional. Tienen mayor contenido en fibra, vitaminas y minerales que tienen un nivel de saciedad más elevado.

4.Combinar entrenamientos constantes y una dieta en alimentos poco procesados vamos a conseguir nuestro objetivo de pérdida de peso y mejora en los rendimientos deportivos.

5. Comer más de lo que necesitamos después del entrenamiento. Al principio de empezar a practicar la carrera sobrevaloramos el gasto energético que hemos utilizado durante el ejercicio, ya que nuestra percepción de intensidad y fatiga no está entrenada. Por ello, debemos tener cuidado las comidas que realizamos después de los entrenamientos o a lo largo de nuestro día a día. Realizar ejercicio no debe fomentar salirnos de una alimentación saludable.

6. No conseguir un consumo adecuado de hidratos de carbono. Muchas veces los corredores que se inician en este deporte para mejorar su condición física restringen el consumo de los hidratos de carbono. Hay que recordar que si nuestros entrenamientos son de alta intensidad, el consumo de este tipo de alimentos supone la base de obtención de energía. Las principales consecuencias de su restricción son: fatiga, bajada en nuestros rendimientos deportivos, mareos, náuseas y pérdida de masa muscular

7. Probar alimentos o suplementos en la competición. El día de nuestra carrera no debe usarse para experimentar con aquellos alimentos que no hemos probado en nuestra planificación nutricional ya que nos arriesgamos a la aparición de molestias gastrointestinales que nos pueden arruinar todo el trabajo que hemos hecho previamente.

Departamento de Nutrición Deportiva

Centro PRONAF.

Sticky

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*